Orígen del Ajedrez

Muchas veces cuando nos mandan en la escuela, liceo y como me pasó recientemente en la Universidad, a investigar la historia del ajedrez nos encontramos con dos versiones distintas de su origen. Uno dice que fue inventado por un soldado griego y otra por un joven hindú.

Hasta que no se consigan documentos concretos no podremos estar seguros de quien inventó el juego. De lo que si podemos estar mas seguros es de la historia reciente, desde 150 años para acá.

De todos modos les narro las dos versiones que se conocen acerca de su invención:


La primera versión dice que el Ajedrez lo inventó un soldado griego llamado Palamedes que participó en la famosa Guerra de Troya, y que fue allí mismo donde lo inventó para distraerse el y sus compañeros del terrible drama en que vivían. Es de recordar que esa guerra duró diez años y la ciudad de Troya se tornó muy difícil de derrotar ya que sus murallas le brindaban una gran protección y solo con el invento del caballo de madera con los soldados dentro fue que se pudo penetrar y apoderarse de la ciudad.

Esta versión no es nada inverosímil ya que anteriormente se dudaba de la existencia de la Guerra de Troya, pero hoy día se sabe que existió, se tiene ubicado el lugar, su yacimiento arqueológico ampliamente estudiado y se han descubierto escritos antiguos que hablan de ella.

Se conoce de Palamedes que era un soldado con gran imaginación y mucho ingenio. En la historia de la Guerra de Troya narrada en “La Ilíada” del escritor Homero se cuenta que Palamedes fue quien con su astucia desenmascaró a Ulises, llamado también Odiseo, otro de los héroes de esta guerra, cuando intentó hacerse pasar por loco con el fin de evitar ir a esa guerra. 

El juego de Ajedrez coincide con esta versión en que presenta dos bandos en guerra, los cuales tienen Reyes, Reinas y soldados y para ganar en este juego se emplea la Táctica y la Estrategia igual que en una guerra real.

La segunda versión del origen del Ajedrez narra la historia de un Rey Hindú que se sentía muy triste y mandó a llamar a sus consejeros para que le buscaran juegos de diversión.


Le buscaron a un joven que le presentó el juego y se lo explicó. El Rey quedó ampliamente complacido con el juego y quería premiar grandemente a ese joven y le dijo que le pidiera lo que él quisiera.

El joven pidió su premio en arroz y explicó su pedido de la siguiente manera. El tablero de ajedrez tiene 64 escaques o cuadros. El joven quiso que se le diera un grano de arroz en el primer cuadro y que se doblara la cantidad de arroz por cada cuadro del tablero, es decir, en el primer cuadro un grano, en el segundo dos granos, en el tercer cuadro cuatro granos y así sucesivamente hasta completar todos los 64 cuadros del tablero de ajedrez.

Al Rey le pareció muy sencilla esta petición y mandó a sus matemáticos a que calcularan cuanto debían darle en arroz a ese joven. Después de unos días los matemáticos le informaron al Rey que la cantidad de arroz era tan grande que en todo su reino no alcanzaba para producir tal cantidad.

En eso el Rey se lo informa al joven y le pregunta que porque le hizo esa petición y el joven le dijo que era para que el Rey reflexionara y se diera cuenta del hambre que pasa su pueblo por la falta de comida.

No se sabe cuál de las dos versiones es la correcta. Personalmente me inclino por la versión proveniente de la Guerra de Troya por el número de coincidencias que se dan.

Hasta aquí la historia, espero les haya gustado, chao, los quiero mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada